Danilo Martuccelli: «Una América Latina que amplió su geografía y su historia, nos obliga a pensar otra vez su horizonte cultural. Es un fabuloso desafío para una generación como la de ustedes»

En el marco de la inauguración del 9º año académico del Doctorado en Psicología de la PUCV, se realizó la Conferencia a dos voces “Transformaciones en la sociedad chilena: desafíos para las Ciencias Sociales”, con Kathya Araujo y Danilo Martuccelli.

«El país ha sufrido una inflexión, la sociedad chilena se ha transformado», así comenzó la directora del Centro Núcleo Milenio Autoridad y Asimetrías de Poder, Kathya Araujo, su ponencia durante la ceremonia de inauguración del nuevo año académico del Doctorado en Psicología PUCV. Y es precisamente un retrato actualizado de las principales transformaciones de la sociedad chilena lo que esta socióloga y académica de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), buscó entregar durante su ponencia, a través de nueve tesis sobre estas transformaciones y tres grandes tensiones identificadas. “Hay tres grandes tensiones en la sociedad chilena, que son problemas reales. La primera es, que hay mayores expectativas de horizontalidad, pero al mismo tiempo el otro es visto como amenaza. La segunda gran tensión, es que hay un horizonte ampliado de lo que cada uno puede esperar, pero al mismo tiempo nadie va a renunciar a lo que ya tiene, contra la conciencia de que el sistema tiene un enorme costo. La tercera es que hay un rechazo al autoritarismo, pero al mismo tiempo hay una reproducción de formas relacionase  autoritarias”, concluyó.

Danilo Martuccelli, investigador senior del Centro Núcleo Milenio Autoridad y Asimetrías de Poder, se encargó a describir tres desafíos que estas transformaciones suponen: los desafíos a través de las nociones, nuestras condiciones de trabajo y las situaciones históricas. «La América Latina de hoy en día es distinta, mucho más concreta. Creo que desde ese punto de vista, Chile es un laboratorio formidable. Por la primera vez la América Latina que ustedes tendrán que empezar a inventar y crear es una América concreta y real, esa que traen los inmigrantes. Eso es un desafío real porque nos obliga, en un mundo que amplió su geografía y su historia, pensar otra vez su horizonte cultural. Es un fabuloso desafío para una generación como la de ustedes», concluyó.